¿Final feliz o masaje lingam?

Son muchos los que confunden los términos de final feliz y masaje lingam, y que cuando oyen comentarios sobre ellos piensan que se está hablando de lo mismo, aunque esta afirmación poco tiene que ver con la realidad.

Los miles de anuncios que nos invaden hoy en día en los portales eróticos, muchas veces falsean lo que el término masaje lingam significa en realidad, y lo asimilan a una vulgar felación acompañada de la expresión “ lingam con final feliz”.

Final feliz, es una expresión de moda entre los anunciantes de sexo, ya sea sexo por internet o bien anuncios de sexo en prensa escrita, un eufemismo utilizado para todo, ya que al fin y al cabo el término indica que se llegará a la eyaculación, independientemente de cuál sea el medio: “El final feliz que tu elijas” relación, francés, manual…poco importa el qué se haga y mucho menos el cómo si finalmente se consigue el buscado clímax. Esto está muy bien, -para los que se conformen con tal cosa, claro- pero aquí el problema radica en confundir un mero “Final feliz” con un auténtico masaje lingam. Aclaremos:  cuando se habla de masajes con final feliz simplemente se está hablando de un mal masaje con una burda masturbación, realizada probablemente por una persona que carece totalmente de cualquier tipo de formación en cuanto a técnicas masajísticas, y que muy seguramente desconoce el placer que un hombre puede llegar a experimentar  con un buen masaje lingam.

La palabra lingam, proveniente del sánscrito y que literalmente significa “báculo de luz”, es utilizada para denominar al pene, y dado que el tipo de masaje sigue técnicas del Tantra, filosofía desarrollada en oriente y especialmente en la India, el masaje mantiene el nombre hindú que nos revela que éste no es un masaje genital cualquiera sino que conlleva unas técnicas propias y particulares. Un masaje lingam tiene varias finalidades: la más espiritual es la búsqueda de una mayor  conexión con quien da el masaje (muchas veces la pareja) y con el entorno, así como la multiplicación de la energía sexual. Las más físicas son alcanzar unas cotas de placer totalmente desconocidas con la práctica de una masturbación común, que se intensifican con la práctica llegando a planos sensoriales superiores y a orgasmos ya no sólo genitales, si no de la totalidad del cuerpo, así como una total relajación.

Vamos, que si pruebas, no busques un “final feliz” cualquiera, busca un auténtico “masaje lingam”, y realmente experimentarás el más feliz de los finales.

Cómo puede ayudar el Tantra a evitar la eyaculación precoz

La idea básica de la filosofía tántrica, es mediante la práctica de ejercicios de autocontrol, respiración y relajación retardar la eyaculación tanto como sea posible. Claro que esto es algo difícil de comprender con la mentalidad occidental que considera a la eyaculación como el punto máximo del placer. Pero si se logra controlar el ritmo personal se podrá comprobar que existen grados superiores a los conocidos y que los mismos pueden ir alcanzado puntos cada vez más altos. Continuar leyendo

Maithuna. El ritual de unión tántrico y sus 5 niveles

En el Tantra, el ritual previo a la unión sexual es llamado Maithuna, ritual al servicio de la adoración de la pareja, y no el acto sexual en sí mismo. Para el sexo tántrico, la penetración y la eyaculación no son un objetivo a lograr, es tan solo algo más dentro de una hermosa y larga sensualidad, plagada de caricias, besos, miradas, olores y colores, y todas las emociones de diferentes orgasmos totalmente desconocidos. Continuar leyendo

¿Existe el orgasmo tántrico?

Las técnicas tántricas nos permiten ejercer un mayor control sobre nuestro cuerpo a través de la meditación. El orgasmo tántrico se refiere a tener un orgasmo sin eyaculación, es el denominado orgasmo múltiple. Si ambos en la pareja siguen los preceptos de la filosofía tantra, conseguirán retardar este momento de placer. Lo que prolongará esta sensación hasta niveles impensables.

El orgasmo femenino y el tantra

El orgasmo femenino es ese momento culminante de placer sexual de una mujer en el disfrute de un acto sexual. El clímax supone una liberación física de la tensión muscular y sexual, que produce una congestión sanguínea pélvica (vagina, clítoris y útero) acumulada en las distintas etapas del orgasmo. Estas características del orgasmo femenino se complementan con unas descargas musculares rítmicas en las zonas genitales y del perineal y culmina en una sensación placentera de relax y alivio. Continuar leyendo

Masaje erótico en los pies

Las plantas de los pies están conectadas con todas las partes del cuerpo. Recibir un masaje erótico en los pies, no solo nos permite relajara esta área, sino que nos aporta un bienestar general. El pie es una de las zonas erógenas del cerebro así que si el masaje se realiza en la zona adecuada, puede llevarnos a altos niveles de excitación. La parte de los pies que conecta con los órganos genitales se encuentra en la parte baja del talón. Justo debajo del puente, en la zona interior del pie. Continuar leyendo

¿Qué masaje erótico es el más adecuado?

En la filosofía Tantra el cuerpo es considerado como un templo al que tenemos que adorar y cuidar. Solo si nuestro cuerpo está en armonía podremos ser capaces de equilibrar nuestras energías y alcanzar el estado de extracción necesario. Los masajes eróticos, junto a las técnicas de respiración y meditación, son las herramientas tántricas básicas para alcanzar y liberar nuestra consciencia, por esto no existe un masaje erótico más adecuado que otro en general. Cada persona ha de encontrar su masaje erótico más adecuado acorde con sus necesidades y su predisposición física y mental.