Masaje ayurvédico

El masaje ayurvédico es de origen indio. Ayurveda en sánscrito significa “la ciencia de la vida”.

Sus beneficios son varios, además de lograr una profunda relajación, el placer de tomar una sesión de este masaje contribuye a la mejora de la circulación sanguínea y a la eliminación del las toxinas existentes en el organismo.

Trabaja con suaves movimientos circulares en los 5 marmas, lo que significa que lo hace mediante la presión en ciertos puntos de  ligamentos, vasos, articulaciones, músculos y huesos.

También  armoniza al ser  según el  dosha que se encuentre desequilibrado, es decir Pitta, Vata ó  Kapha.

Puede sanar distintas dolencias cuando el masaje es un complemento de la milenaria  medicina ayurvédica. Hay distintos tipos y técnicas combinadas con aceites puros, hierbas e infusiones a los que se los puede combinar con una dieta específica según se necesite.

Algunos de los masajes  ayurvédicos  más realizados  por terapeutas  y conocidos en Occidente   son:

Abhyanga:

Posee propiedades relajantes, activa la circulación corporal y además refuerza el sistema inmunológico. La técnica consiste en utilizar un aceite herbal tibio y una toalla caliente. Se fricciona todo el cuerpo  a la vez que se consigue que elimine las toxinas acumuladas.

Marma:

Relaja, muy bueno contra el stress y para armonizar el cuerpo y la mente. Trabaja presionando sobre distintos puntos, estimulando para desbloquear por medio de suaves masajes y  aceites puros.

Shirodhara:

Es de propiedades calmantes, favorece la armonía, el equilibrio y la reconexión cuerpo-mente. Se trata de un masaje que integra  la cabeza, la cara y el cuello y  tiene la peculiaridad de que el terapeuta deja caer muy lentamente sobre la frente del receptor, un chorro de aceite caliente.

Udvartana:

Es muy utilizado para favorecer la pérdida de peso. Combina la utilización de aceites con granos, hierbas  o especies en polvo  lo cuales tienen efecto exfoliante, generalmente es realizado por dos terapeutas a la vez y de forma estimulante. Depura, desintoxica y reactiva el metabolismo en general.

Hay otros que se combinan con distintas elementos, como por ejemplo los cuencos de cuarzo, lo cual induce a la meditación para luego comenzar con el masaje.

Para obtener los beneficios de este tipo de masajes, es necesario recurrir a terapeutas que realmente se encuentren especializados en le tema,  ya que para presionar los puntos adecuados para desbloquear  los órganos que así lo requieran en el organismo, hay que conocer del tema, lo mismo en cuanto a los aceites  puros y su correcta temperatura para poder aplicarlos en el cuerpo.20