¿En qué Consiste un Masaje Tántrico?

Es un masaje que tiene mucho de sentimiento en el sentido de que la persona que lo proporciona se supone está entregada a la tarea en un cien por ciento, totalmente en el aquí y en el ahora.

Es una combinación de sensaciones y espiritualidad, una experiencia que, según dicen los entendidos se celebra a modo de ritual otorgando una energía que conecta a cada individuo con su ser interior. Se aprovecha de esta energía sexual  que surge para llegar a otros estados superiores de conciencia. A pesar de ello  no hay masajes tántricos idénticos, siempre resultan diferentes aunque el terapeuta que lo realice sea el mismo y lógicamente exista una base coincidente como métodos de relajación previos o diferentes formas de activar los siete chakras principales.

La técnica del masaje tántrico consiste en hacer ejercicios de respiración llamados pranayama  a la vez que se recibe el masaje, el cual es dado en todo el cuerpo desnudo inclusive en los genitales,  uno de los principales objetivos de esta disciplina es desbloquear el flujo energético y despertar la kundalini, una  energía que se encuentra latente  en la base de la columna y la recorre en toda su extensión, propiciando los estados de curación.

Otro aspecto importante es la idea de que se integra y conecta todo el ser en su totalidad, es decir lo espiritual con las emociones y lo físico generando oleadas de bienestar y placer.

El masaje tántrico puede llevar al orgasmo sin que exista penetración, si bien éste no es el fin que se persigue. Puede ser dado por un masajista experto en tantra que sabrá  transportarlo a un estado de relajación y de “Dejarse ir” o también hay varios  sitios como institutos  u organizaciones de terapias alternativas en las que se puede aprender la técnica.