Masaje tántrico para activar el chakra sexual

El Tantra, ancestral filosofía hindú, madre de la cual beben otras filosofías orientales como el Budismo, el Taoísmo o Hinduísmo, centra sus diferentes disciplinas en el trabajo con los chakras (los siete centros de energía en nuestro cuerpo), y su finalidad última es hallar la comunión tanto en el propio ser, con el prójimo y con el universo.
El masaje tántrico nos ayuda a despertar el apetito carnal de nuestro cuerpo y reparar las malas energías encalladas en el chakra sexual.

Chakra en sánscrito significa literalmente rueda o disco. A lo largo de la columna vertebral se sitúan siete puntos de energía distintos. El chakra sexual está ubicado cinco centímetros por debajo del ombligo y controla nuestro apetito y deseos sexuales. Si se acumula energía negativa en este chakra, esto nos va a afectar a nuestros sentimientos y nuestras relaciones sociales. Substancias estimulantes como la cafeína pueden perjudicar z este chakra provocando la obstrucción de energías.

Tanto hombres como mujeres podemos disfrazar nuestra sexualidad para intentar saldar a nuestras carencias, pero al largo plazo esta no es una solución viable. El masaje tántrico facilita la curación de nuestro cuerpo ya que suponen ejercicios para estimular nuestro organismo a nivel físico, emocional y espiritual y nos ayuda a desbloquear nuestro poder interior.

El masaje tántrico para activar los chakras resulta una ceremonia muy íntima ya que el receptor se encuentra en un estado de vulnerabilidad. Es muy importante que el masajista que realiza el masaje tántrico sea un profesional formado en las técnicas de la filosofía tantra. El masaje erótico Tantra es una práctica compartida a menudo entre amantes para potenciar la experiencia sexual.