Masajes para hombres

Masajes para hombres. El culto a los miembros genitales son comunes en la cosmogonía tántrica, ya que por un lado se adora al Yoni (la vagina) por otro lado el Linga (pene) es adorado por muchos tántricos en la India y el mundo entero. Por eso mismo existen una clase de masajes exclusivamente diseñados para el placer del hombre, los cuales deben ser practicados calmadamente y siguiendo una serie de pasos.

 Para comenzar la preparación el hombre debe vaciar todo lo que corresponde a la vejiga e intestinos, realizando sus necesidades un tiempo antes de la ceremonia y dándose una ducha para higienizar al máximo su cuerpo. Una vez hecho esto, ambos deberán sentarse enfrentados, colocando su mano derecha en el corazón del otro mientras sus manos izquierdas hacen contacto. Tienen que mantener las miradas haciendo contacto visual por un tiempo, de manera que esta preparación es una forma de conectarse antes del acto.

 Cuando estén prontos, el hombre se posiciona acostado hacia atrás con una apertura de piernas, posición llamada Supta Baddha Konasana, el cual funciona para hacer fluir mejor la sangre y las energías.

 La pareja comienza a masajear las piernas desde el costado derecho del hombre, comenzando por las piernas, subiendo por la cadera, masajeando el estomago y el pecho antes del legar a la zona genital. Cualquier clase de aceite y lubricante son recomendados para aumentar la experiencia de fricción y sentir que los cuerpos resbalan mejor.

 Cuidando la respiración honda y pausada, la pareja comienza a masajear el pene, testículos y glande suavemente, recuerda que esta zona para muchos hombres es delicada y no les gusta que se les toque de manera bruta. El hombre debe avisar cada vez que esté pronto para eyacular, de esta manera que quien hace el masaje se detiene y va aumentando el deseo sexual.

 El hombre debe generar movimientos tántricos que le permitan tener orgasmos sin eyacular, aunque para llegar a este nivel se necesitan otras prácticas de nivel profesional, pero para cualquier que recién comienza pueden seguir con el juego de masturbar y detenerse hasta que el hombre eyacule y el masaje quede completo. Lo principal es estimular los multi-orgasmos en el hombre, teniendo paciencia y concentración en los masajes de su pareja.