Mover la energía sexual con los masajes

El masaje tántrico es una de las técnicas más apropiadas para mover la energía sexual. Este masaje  milenario que ha cobrado tanto auge en la actualidad ayuda a equilibrar y desbloquear las  energías que se encuentran  reprimidas en el cuerpo.

También contribuye sobre manera a incrementar la energía sexual  que cuando no es liberada por medio de la eyaculación o el orgasmo, se convierte en un increíble flujo que recorre todo el cuerpo y colma de sensaciones indescriptibles. Es interesante saber que  no sólo la utilizamos para mantener relaciones sexuales, sino que forma parte de “Nuestra reserva de energía vital”.

El masaje es en sí mismo sensual, el contacto con las partes erógenas manteniendo una respiración abdominal-circular y estar realmente en el presente son tres elementos fundamentales para comenzar a mover la energía  sexual kundalini, atreverse a explorar el cuerpo de la pareja es la clave para sorprender y sorprenderse, lo que hace que la temperatura corporal aumente aún más.

La forma es siempre la misma se comienza por un masaje de espaldas y luego se invita a la pareja a que se ubique boca arriba, masajear todo, desde la cabeza, el cuero cabelludo hasta las uñas de los pies, lentamente, con suavidad a veces amasando, otras con pequeños y suaves golpecitos, otras veces en forma de caricias pero es muy importante sobre todo hacerlo como se sienta.

El contacto con los ojos es imprescindible, no hace falta hablar, el clima que se crea hace que las miradas estén llenas de amor, compasión, gratitud, deseo…

Los picos de intenso deseo sexual serán intercalados con valles de tranquilidad  y relax, son señales de que la energía se está moviendo, es normal, está  bien, el masaje tántrico está libre de juicios, lo que sucede en el momento, en el “Aquí y en el ahora”  es perfecto, todo está permitido no hay represión.