Practicar sexo tantrico en casa

Fase previa y preparación al sexo tantrico.

Uno o varios días  antes, dependiendo de cuán saludables sean sus hábitos,  se debe comenzar con una alimentación sana, libre de tabaco, alcohol, drogas y de ser posible de carnes rojas y grasas, ya que de esta forma propiciamos la libre circulación de la energía, sintiéndonos más ligeros y livianos.

Planifique todo lo que sea necesario junto a su pareja para no recibir  interrupciones, creen una atmósfera cálida y acogedora con sus preferencias en cuanto a inciensos, frutas, frutos secos,  música, velas, luz y elementos necesarios para un masaje  como aceites, cremas y demás.

También en lo posible tomen un baño tibio juntos y de ahí en más dispongan de todo el tiempo para ustedes, sin prisas ni límites de ningún tipo. Es importante saber que al menos necesitarán dos horas como mínimo.

Primera Fase sexo tantrico

En los primeros 15 a 20 minutos del sexo tantrico intercambien masajes y caricias, estas pueden ser proporcionadas en todo el cuerpo a excepción de las zonas erógenas.

Otra aproximada fracción de tiempo será destinada a recostarse enfrentados manteniendo un tierno contacto visual y besándose. Acéptense así mismos, estén lo más presentes posible en el momento “Aquí y Ahora”.

Comiencen nuevamente con las caricias tocándose mutuamente, incluyan ahora sí los genitales y con suaves caricias circulares sientan como el calor y la energía comienza a fluir mas rápido por sus cuerpos, no pierdan el control, simplemente disfruten de la sensación, el Tantra es una arte que requiere de paciencia.

Ahora es el momento de hacer un breve descanso, respiren profundamente y coman frutas sin romper el clima, si alguno de los dos está muy excitado lo mejor es respirar, así se mantiene la energía y se evita la eyaculación.

Segunda Fase sexo tantrico

Luego de saborear alguna fruta, y de tener controlada la posible eyaculación por medio de la respiración, comenzamos nuevamente con suaves caricias y el hombre por fin penetra a la mujer, pero no  introduce su pene mas allá de dos centímetros,  no olvidarse que es todo un ritual, hay que hacerlo muy despacio y  sin prisas, luego extrae el pene y en unos instantes vuelve a penetrar hasta los dos centímetros, y así una sucesión de veces.

Después se realizan distintas posturas pero sin eyacular, algunas pueden ser: Ambos  de costado, la del misionero, sentados cara a cara abrazándose, el hombre encima de la mujer que le da la espalda y las que se les ocurran y deseen hacer.

Mientras tanto tienen que perdurar la paciencia, el control de la eyaculación por medio de la respiración y las caricias y los besos.

Tercera Fase sexo tantrico

Comienza la penetración hasta alcanzar juntos el orgasmo, suele ser más duradero que otros por todo el juego previo que ha habido, junto a la energía contenida y la respiración.

Cuando finalicen, no es momento de dormir, sino de continuar con caricias agradeciéndose mutuamente la conexión lograda.

Pueden citarse cada semana para tener un encuentro sexo tántrico y así elevar su espiritualidad por medio del sexo y conseguir otro tipo de relación más unificadora para ambos, hay mucha bibliografía hoy en día al respecto, así como centros en los que enseñan las técnicas.

El camino del tantra es de una riqueza inimaginable, en donde la transformación tiene lugar a todos los niveles, mientras más la practiquen, más desearan continuar ya que los beneficios que se alcanzan son perceptibles para todos.

Las personas que los conozcan y no sepan que están llevando a cabo ésta técnica seguramente se preguntarán que es lo que ha cambiado en ustedes para que se los vea tan bien.