Usos y beneficios de los masajes en pareja

En estos últimos años, el interés por los masajes eróticos en pareja se ha visto considerablemente  aumentado debido a la expansión de la corriente tántrica en occidente – el Neotantra- que ha dado a conocer los masajes con técnicas orientales en esta parte del planeta. Si hacerse individualmente un masaje erótico con tales técnicas  resulta ser una experiencia sensorial inmensamente placentera, compartirlo con tu pareja  puede llegar a cotas de  nirvana divino.

Hacer el masaje erótico con la persona amada, aparte de proporcionar simple y puro placer, también funciona como una terapia espectacular para suscitar la mejora de la relación de pareja y la práctica sexual entre ambos.

A través de estos masajes se pueden tratar bloqueos y malentendidos que estén afectando a la relación entre ambos, y no necesariamente sexuales.  La meta primordial del Tantra es alcanzar  la liberación del ser y el equilibrio con uno mismo y con todo lo que nos rodea utilizando la sexualidad como medio, pero no como fin en sí . De acuerdo con esta filosofía, nuestra identidad toma forma a través de nuestra sexualidad, la cual está fuertemente vinculada con nuestras emociones; conocerlas así como controlarlas configura su esencia.

De esta forma,  el masajista tántrico realizará los pasos necesarios para la reorganización y distribución de energías, de uno mismo y también en relación con el otro, conectando a ambos.  La conexión y el entendimento con la pareja que se crea a través de este tipo de terapia los hace más cómplices y empáticos, les acerca en su intimidad y en su ser más profundo. Conectar con la pareja a nivel energético a través de técnicas iluminativas y canalizar la energía sexual a través de masajes ayuda al conocimiento tanto físico como emocional de nuestra pareja. Según la teoría tántrica, las experiencias emocionales que tenemos a lo largo de nuestra vida se almacenan en cada célula del cuerpo, corroborando la importancia del masaje como liberador de pasadas experiencias.

Tampoco podemos olvidar que, en un masaje que aúna erotismo y tantra, también existe la parte que realmente se dedica al placer, sensual y delicado, que consigue hacer más consciente y segura de su sexualidad  a cada persona, y por consiguiente, a la pareja. Ambos llegan a conocer mejor sus propios cuerpos y el de su compañero/a, abriendo puertas a nuevas formas eróticas de ver y sentir entre ellos, que después podrán explorar y llevar más allá en su intimidad. Por otro lado, el masaje erótico en pareja suele funcionar también como fantasía sexual, sutil forma de acercamiento a prácticas amatorias que involucran a 3 o más participantes, y es utilizada por algunas parejas como un primer paso “seguro” hacia la apertura de nuevos caminos en sus hábitos sexuales.26